Cada año faltan cinco mil egresados en informática en todo el país

De la masa de graduados anuales, todavía falta esa cantidad para cumplir con la demanda de la industria. En los últimos años ha disminuido el ingreso de mujeres.

El total de egresados en materias relacionadas con la informática no cubre la demanda total en el país, por el contrario, faltan cinco mil profesionales cada año. Así lo afirmó Horacio Kuna, director de la Maestría en Tecnologías de la Información (MTI), en diálogo con PRIMERA EDICIÓN. El profesional remarcó estos números, pese a que “es una actividad de pleno empleo, con un nivel de remuneración interesante”.

La MTI abrió en 2016 y es de carácter interinstitucional porque la realizan la Universidad Nacional de Misiones (UNaM) y la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE). En Posadas, se dicta en la Facultad de Ciencias Exactas, Químicas y Naturales (FCEQyN).

Este año egresará la primera cohorte de 45 nuevos magíster. Para crearla se realizó un análisis sobre la demanda. Kuna detalló que la más alta está en “todo el sector agrícola e industrial de la provincia”, así como de profesionales que trabajan en la administración pública tanto municipal, provincial como nacional y los docentes de la Universidad. “Se requiere este nivel de especialización”, indicó. Además, “teníamos un requerimiento por parte del Centro de Egresados que nos demandaba capacitación”.

En la actualidad, la FCEQyN tiene un profesorado universitario en computación con cerca de 100 ingresantes, una licenciatura en sistemas de información y la carrera de pregrado de analista en sistemas de computación, además de una tecnicatura específica orientada a los referentes técnicos que trabajan en el programa Conectar Igualdad.

“El número de alumnos es razonable para la región”, indicó Kuna aunque señaló que “en el último período ha descendido en todo el país la cantidad de alumnos” y, a nivel mundial, “hay un déficit de mujeres que trabajan en la disciplina. Antes era mitad y mitad, ahora hay un 70% de varones y solo un 30% de mujeres”.

Kuna destacó que entre quienes cursan la maestría en la actualidad hay una paridad de género y que “este problema surge en los ingresantes a las carreras de grado”.

Sobre porqué sucede, el docente habló sobre los estereotipos que reinan en relación a los estudiantes de informática. La idea es que “hay que ser medio nerd y es mentira. Como en toda disciplina hay un arquetipo pero quien estudia informática no tienen que ser un genio. Hay que tener un 10% de inteligencia y un 90% de esfuerzo y amar lo que uno está estudiando. Es una disciplina muy cercana a la matemática y a la lógica, pero no hay que ser un genio”.

La maestría en la FCEQyN
Kuna es el director de la MTI y la vicedirectora es Gladis Dapozo, de la UNNE. Tiene la aprobación de la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (CONEAU) y cuenta con un comité académico compuesto por profesionales con destacados antecedentes en la disciplina como para evaluar los aspectos académicos de la maestría.

“Se dictan las mismas materias en ambas sedes, con los mismos contenidos y docentes”, destacó Kuna a la vez que afirmó que “es la primera maestría del área de tecnología de la información con recursos propios de la región y la primera interinstitucional en el área de informática del país”.

La primer cohorte se inició en ambas sedes con 50 alumnos. “100 alumnos para una maestría es un número muy importante. Esto quiere decir que el mercado requería ofertas académicas de posgrado para los graduados”, indicó Kuna.

En la actualidad, “está terminando el cursado y de esos 50 ingresantes tenemos 45. Tuvimos muy poco desgranamiento, esto es un buen indicador”, destacó Kuna. En Corrientes, de los 50 iniciales quedan 35. El requisito para ingresar es tener un título de grado en carreras de informática y la intención es que los graduados de la maestría este año colaboren en el dictado de las clases en la próxima cohorte.

“El objetivo es el desarrollo regional. Que los egresados apliquen en la región los conocimientos adquiridos”, indicó Kuna. “Nuestra orientación es elevar el rol del profesional, con tareas relacionadas a la gestión, con planes estratégicos, con la dirección de grandes proyectos”, agregó.

Para cerrar insistió en que “la demanda es grande. Muchas veces sucede que una empresa de Misiones contrata gente de Buenos Aires para un trabajo que se puede hacer con gente de acá. Al brindar posgraduados ya queda poca excusa para buscar afuera. Por eso la importancia del desarrollo regional”.

Fuente: primeraedicion.com.ar

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Código de seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.